Un pedido clamoroso de La Paz: ¡Seamos sede!

Son varias las voces que suman y siguen pidiendo a La Paz sede de los Juegos Bolivarianos 2021,

Esta vez fueron los miembros de la Asamblea Departamental del Deporte de La Paz que en oficinas del Comité Olímpico Boliviano, junto a varias federaciones deportivas y asociaciones deportivas, representantes de la dirección de deportes de la Gobernación, Honorables Alcaldías de La Paz y El Alto, representantes de la FEJUVE de La Paz que emitieron un Voto Resolutivo solicitando al Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, el aval del gobierno central para que los XIX Juegos Deportivos Bolivarianos 2021 se realicen en el área METROPOLITANA de esta capital.

Eso es lo único que falta, sin ese aval, La Paz no puede postularse de manera oficial ante ODEBO, el ente que organiza el evento y que tiene dos sedes candidatas, La Paz y Miranda en Venezuela. Pero la misma espera y prolongación de la decisión, dan por descontado que si La Paz consigue ese aval del Gobierno Central, se quedará con la sede.

La Sede de Gobierno no es sede de eventos deportivos internacionales desde 1978, por lo que son 40 años que no recibe apoyo ni mejoras en sus escenarios deportivos. Viendo lo que pasa en Cochabamba con los Juegos Suramericanos y entendiendo que el deporte es el principal beneficiado de estos eventos, ¿No será tiempo de dejar las cuestiones política de lado y darle el aval a La Paz?, ganaríamos todos señor Presidente.

Un programa que busca crear deportistas de Elite

Los Juegos Suramericanos Cochabamba 2018 dejarán para el país -y sobre todo para el Valle- una gran infraestructura que debe ser bien aprovechada.

El Municipio de Cercado ha lanzado hace algunos meses un plan que busca ser el sustento para el mantenimiento de estas obras, y tiene que ver con el programa Cochabamba Tierra de Campeones, que inicialmente busca darle fuerza, imagen y posicionar a varios deportistas Vallunos.

El programa incluirá apoyo en capacitación, entrenamiento, indumentaria y pasajes. Según el Alcalde José María Leyes, el presupuesto superará los 300 millones para el mantenimiento de las edificaciones y para el apoyo de los deportistas al año.

“Queremos que Cochabamba los conozca, los reconozca, les dé su apoyo y fuerza y también la empresa privada, les dé su apoyo económico”, afirma Leyes.

A futuro y luego de los juegos, el plan es que haya una gran cantidad de escuelas municipales de deportes que se vayan convirtiendo en una cantera de los deportistas de elite que representan al país en eventos Sudamericanos, Panamericanos, Mundiales y Olímpicos. El desafío es tener resultados, pero sobre todo lograr que los escenarios sigan activos y generando recursos de manera constante, una manera interesante de darle un espaldarazo al deporte amateur, siempre tan olvidado.

El deporte necesita trabajo, pero trabajo serio

A menos de 100 días de los Juegos más importantes de los últimos años para Bolivia, preocupa cómo llegan los deportistas, casi todas las federaciones son deficitarias, se manejan mal, no ingresan en el nuevo mundo, no invierten ni tiempo, menos dinero en marketing, no trabajan en generar recursos y se ven obligados a mendigar apoyo.

Es increíble, pero el raquet, uno de los deportes que más medallas y éxitos le ha dado al país, tiene que salir a mendigar apoyo en las redes sociales y a través de los medios, pidiendo dinero con una cuenta pública, quizás se llegue al apoyo necesario, pero no es la forma.

El Ministerio de Deportes no los reconoce como Federación Deportiva por sus problemas administrativos con la entidad, y eso pasa con muchas federaciones. El Comité Olímpico, no está en condiciones de darle apoyo a los chicos y la empresa privada ignora los pedidos de apoyo enviado por cartas del presidente de la Federación.

Es que esa es la triste realidad de casi todas las federaciones que como en el raquet, tiene deportistas de elite, tiene logros deportivos, pero no hay orden, no hay estructuras, no hay trabajo para crear recursos. No hay manejo profesional, ni de marcas, ni de medios, no podemos seguir viviendo en el pasado.
Cómo una empresa puede invertir en alguien de quién no sabe, ¿dónde o cuándo compite?, ¿cómo se expone su marca?, ¿cada cuánto exponen la marca?, ¿cuál es la llegada que tendrán?, son temas básicos de marketing , escenciales para buscar recursos y apoyos de la empresa privada.

La necesidad es hereje y uno entiende que algunas federaciones como el raquet busquen ayuda de manera desesperada, y ojalá la gente se sume al pedido para colaborar con los chicos que viajan al Panamericano en Temuco, pero el deporte boliviano necesita más trabajo serio, más allá de Cochabamba 2018; En cada una de las federaciones, la organización administrativa, el saneamiento económico, la generación de recursos, son algunas de las tareas pendientes que deben encararse con mucha más seriedad, la dirigencia debe llegar con mentalidad nueva. Sería bueno también que el Ministerio en lugar de dejar de lado a quienes tengan estos problemas, las ayude, las asesore, y entre todos, hagamos un Comité Olímpico Boliviano más fuerte y solvente.

Deportes de invierno, un rubro que da la pauta al olimpismo boliviano

Los Juegos Olímpicos de Pyeongchang 2018 en Corea del Sur, dejarán recuerdos imborrables, como las dos Coreas unidas en el inicio y en el final de los juegos, el uso de la tecnología en un país ultra avanzado en este rubro. Momentos de gloria, de derrota, de tristeza, de emoción, son los Juegos, es el deporte en su máxima expresión.

Pero para nosotros, también deja la sensaciones de que los latinoamericanos aún estamos lejos de lograr la primera medalla. Eso sí, es cierto, hubieron momento memorables, algunos históricos -como es el caso de Bolivia- y otros avances para la causa, por ahora es el consuelo.

Los dos mejores latinos en general fueron la chilena Stephanie Joffroy, quien tuvo el mejor lugar de todos los atletas de esta parte del mundo: Puesto 19 en esquí crosscountry, en una disciplina en la que hubo 24 participantes. El colombiano Pedro Causil terminó en el puesto 20 en los 500m de patinaje de velocidad.

El austriaco-boliviano Simon Breitfuss también fue uno de los más destacados, el trigésimo segundo en eslalon, una prueba que lo terminó de catapultar entre los mejores latinos de los Juegos, además su carisma y el hecho histórico de que Bolivia haya regresado a los Juegos tras 26 años de ausencia, lo convirtieron en un personaje mediático y afirmó sentir que “todo el mundo estaba contento por Bolivia”, algo que no sólo lo hace sentir orgulloso a él, sino a todos, ver la tricolor en un evento que tiene la marca de los Juegos Olímpicos es siempre motivo de orgullo, más aún si sabemos todo el esfuerzo que signifca para nuestros deportistas estar en la elite.

A pesar de estas pequeñas alegrías, por ahora el objetivo está lejos, sigue siendo algo curioso y llamativo ver como países tropicales se dan modos para llevar representantes a estos juegos, Bolivia tiene una geografía en la que el Alpinismo puede ser explotado, y Simon Breitfuss con Timo Gronlund han marcado una pauta, es tiempo de comenzar a mirar también a este rubro olímpico, como también debemos hacer con los Juegos Paralímpicos, otra materia aún en deuda en nuestras federaciones y Comité Olímpico Boliviano.

Universitario, San José y el Tigre ya conocen sus rivales

sorteo_copa

Los tres equipos bolivianos que representarán al país en la Copa Bridgestone Libertadores 2015, estuvieron presentes en el sorteo realizado en Luque, Asunción.

La gala de Conmebol, tuvo entre muchos actos, un homenaje al Club The Strongest por su aporte al fútbol continental, números musicales, y muchos reconocimientos a Julio Grondona.

Tras más de una hora y media de “show”, se realizó el esperado sorteo de la Copa. La suerte para los bolivianos fue echada al azar.

The Strongest que ingresa a la primera fase de la Copa Libertadores, tendrá que jugar contra Monarcas de México para poder definir su ingreso al Grupo 4 con Emelec de Ecuador, Brasil 4 que pueden ser Inter de Porto Alegre o Corinthians, además de Chile 2 que se tiene que definir este mes. Los partidos de ida y vuelta se definirán en la Sede de Gobierno, es decir el Tigre jugará su clasificación primero de visitante, luego de local, cerrando en el Siles.

Universitario de Sucre campeón boliviano quedó en el Grupo 3 con Cruzeiro de Brasil, el equipo campeón del Brasileirao y del Boliviano Marcelo Martins; Mineros de Guyana, y el ganador de la llave uno de la primera fase, que pueden ser Huracán de Argentina o Perú 3.

San José de Oruro recibirá a uno de los colosos del continente, River Plate, ya que quedaron en el grupo 6 con Perú 2 y Tigres de México.

El resto de las llaves quedan conformadas de la siguiente manera:
Grupo 1: Atletico Mineiro, Colombia 2, Colo Colo, Atlas
Grupo 2: SanLorenzo, Sao Paulo, Danubio, G6 (Brasil 5 – Colombia 3)
Grupo 3: Cruzeiro, Mineros de Guyana, U de Sucre, G1 (Huracán – Perú 3)
Grupo 4: Emelec, Brasil 4, Chile 2, G4 (TheStrongest – Monarcas)
Grupo 5: Zamora, Argentina 4, Montevideo Wanders, G5 (Chile 3- Nacional de Uruguay)
Grupo 6: RiverPlate, Perú 2, San José, Tigres
Grupo 7: Atletico Nacional, Ecuador 2, Libertad, G2 (Argentina 6 – Ecuador 3)
Grupo 8: Perú 1, Argentina 3, Paraguay 2, G3 (Paraguay 3- Depportivo Táchira)

Recuperar actitud, esa fue la gran victoria de la verde

bolivia_ActitudFoto: Javier Silva

Bolivia no pudo ganarle a Chile, estuvo muy cerca, un penal en el minuto noventa impidió que eso pase en Coquimbo.

Pero Bolivia ganó, porque recuperó actitud, espíritu, y sobre todo fue capaz de mostrar orden, disciplina y ese fue el resultado del partido de la verde, el mejor en los últimos dos años.

Mauricio Soria se dio cuenta de que sobraron algunos nombres en Brasil, aprendió de sus errores, les pasó la posta a nombres “nuevos”, los laterales fueron debutantes absolutos, y jugaron como veteranos, y en cierta medida su edad les da el cartel de experimentados, no son juveniles, son gente que esperaba su oportunidad.

Bolivia no ganó el partido pero estuvo cerca, lo más importante es que ganó confianza, recuperó esa actitud que es la única solución ante todos los problemas de nuestro fútbol.

El empate en un partido amistoso, no cambia nada, seguimos teniendo un fútbol en crisis, seguimos pidiendo que las estructuras cambien, queremos que los clubes trabajen en inferiores, que mejores su infraestructura en lugar de apagar incendios de paro. Es fundamental tener gente con ganas, renovar nombres, y también que tengan un espacio donde practicar al fútbol con las condiciones necesarias.

Los jugadores y el entrenador admiraron el estadio de Coquimbo -sin ser el mejor de Chile- tenía un suelo envidiable para jugar al fútbol, en Bolivia seguimos jugando en potreros, a pesar que son “estadios nuevos”, todo eso debe cambiar, debe mejorar para que la selección no sea solo ilusión de un resultado aislado.

El equipo de Mauricio Soria por un ratito logró hacernos creer que podemos, con toda esa adversidad que mencionamos, podemos mejorar con un solo factor, con actitud, con entrega, ese tiene que ser el principal argumento, no para soñar, si no para pelear por un mejor futuro.

No “somos iguais”, somos muy distintos y por eso nos golean

bolivia_brasil_iguaisFoto: GloboSporte.com

Es cierto la frase “Somos Iguais” es una gran movida anti racismo en Brasil, desde el fútbol se intenta terminar con esa maldita costumbre de discriminar.

Pero la verdad es que entre nuestra selección y la de Brasil -cualquiera sea la categoría- no “somos iguais”, es más somos muy distintos. Mientras el equipo Sub 21 de la canarinha tiene más de 10 jugadores en Europa con el futuro resuelto, la nuestra tiene jugadores que tienen a sus equipos en paro porque  que no cobran desde que arrancó la temporada. Mientras Brasil planifica hasta el último detalle, porque no quieren repetir la vergüenza de Alemania. Bolivia improvisa una vez más con un entrenador interino, y aún con el futuro inmediato incierto.

Esas son algunas diferencias en la previa al partido, ya en la cancha y con el cartel del “Somos Iguais” fuera del campo, seguimos siendo muy distintos. Ellos -Brasil en este caso- pero pueden poner cualquier otra selección sudamericana, juega a un ritmo que se juega en el Mundo, menos en Bolivia, nosotros vamos cansinos, buscando pausas, esperando que el arbitro nos de respiro en cada caída, como en la Liga Boliviana, eso no pasa; Ellos aceleran, ponen tercera y nosotros ya fundimos motor.

Ellos juegan de primera, entregan la pelota al pie, o al vacío con un criterio de vocación de ataque, de salidas en bloque con orden táctico. Nosotros salimos a lo que salga, la pisamos, nos damos la vuelta, la entregamos mal -total que se la arregle el que reciba- nos cuesta encontrar espacios, pocos se mueven sin pelota.

Definitivamente, no “somos iguais”, lamentablemente, ellos, Brasil Sub 21 en este caso pero puede ser cualquier otro, tienen en última instancia jugadores que buscan respuestas inmediatas a sus limitaciones, nosotros ya no tenemos ni eso, nos han mal acostumbrado a que perder por poco esta bien y eso lo estamos pagando caro con la mediocridad con la que jugamos.