Esas cosas que tiene la Champions

Esta semana fuimos testigos de los partidos de vuelta de los 4tos de final de la Champions League y nos llevamos más de una sorpresa.

Luego de los partidos de ida parecía que los candidatos estaban bastante claros, pues las victorias de visita del Real Madrid y el Bayern de Múnich, además de la ventajas obtenidas por el Liverpool y el Barcelona, colocaban a los mencionados con un pie en las semifinales.

La gran sorpresa de esta jornada la vivimos el martes viendo como la Roma prácticamente anulaba al Barça con un 0 – 3 contundente y dejaba a todos atónitos por lo que vimos en los 90 minutos. Un irreconocible Barcelona se presentó ese día, siempre hemos escuchado decir que un equipo rinde en la medida que el rival se lo permite y en esta ocasión la visita le permitió poco y nada al local por el gran planteamiento de Di Francesco, un Messi muy marcado, no pudo desplegar su juego habitual, Iniesta que tampoco pudo ser la solución en el que, como el mismo dijo, pudo ser su último partido de Champions con el Barça, y en general un Barcelona venido a menos que vio como se le escapaba la clasificación de las manos, luego de haber conseguido un 1 – 4 en su visita de la pasada semana.

Me queda la impresión de la floja actuación del árbitro francés Clement Turpin que no se animo a mostrar un par de segundas amarillas a los romanos, lo cual pudo haber cambiado el curso del encuentro, pero esto no borra el gran despliegue y el casi perfecto partido del local.

Del choque entre los ingleses, sólo debo decir que realmente Klopp sabe como complicar a los equipos de Pep, como ya ocurrió en Alemania. Con dos victorias inobjetables, el Liverpool esta en semifinales.

Repasando los partidos del miércoles, en principio se esperaba algo más del Bayern de local, pero el Sevilla supo
complicar el partido y por momentos estuvo cerca de la diferencia, pero finamente con el empate a cero el equipo alemán es otro que sumó su nombre en las semifinales.

Dejo para el final el partido que me dejo realmente un mal sabor de boca, pues luego de ver el gran trabajo de la Juventus, aprovechando de alguna manera la excesiva confianza del Real Madrid que pensó que entraba al Santiago Bernabeu sólo por cumplir pues ya tenía la clasificación luego de 0 – 3 en su visita a Turín, luego de ver un magnífico trabajo de Douglas Costa, la eficacia de Mandzukic en el arco contrario y un trabajo bien planificado, ordenado y hábilmente ejecutado por todo el equipo, y cuando parecía que el alargue daría lugar a mas emociones en este partido, llega la jugada del minuto 93 en la que cae Lucas Vásquez cuando Benatia intentaba despejar la pelota y el árbitro inglés Michael Oliver sanciona penal. Penal para el Real Madrid, con la lógica reacción de los jugadores de la Juve y en especial de Gigi Buffon –quien recibió la tarjeta roja directa por la reacción contra el árbitro- digo lógica por cómo estaba el partido, porque la adrenalina estaba al 100% y por la injusticia en la sanción pues por más repeticiones que repaso yo no veo penal en esa maniobra. Me pregunto si esa misma jugada la hubiera cobrado el árbitro en el mismo minuto en caso que se hubiera presentado en el área del equipo local … nunca lo sabremos.

Se vienen los cuartos de final de la Champions League

Cuatro partidos, ocho protagonistas, lo más selecto del fútbol en Europa nos tendrá pendientes martes y miércoles de la próxima semana frente a la pantalla chica para observar, y esperemos, disfrutar de una buena parte de lo mejor del deporte rey del planeta.

Tres españoles, dos ingleses, dos italianos y un alemán estarán frente a frente para intentar superar un peldaño más en esta competencia.

El duelo más atractivo de inicio parece ser el del último campeón, el Real Madrid, con el último sub campeón de la competencia, la Juve, lamentablemente las bajas del plantel italiano parecen decantar la balanza a favor de los españoles. Sin embargo, es importante recordar aquel partido de Junio de 2017 en Cardiff en la final del año pasado cuando el conjunto español derrotó por cuatro goles a uno a los italianos. Como dato especial, Cristiano Ronaldo tiene un balance de siete goles en cinco partidos contra los italianos y, sin duda, buscará ampliarlo.

El Barcelona, siempre candidato a llegar a la final, tendrá al frente a la Roma y será la primera ocasión en que catalanes e italianos se enfrenten en una eliminatoria de la máxima competición continental. Sin duda el equipo de Messi parte como favorito, pero los romanos quieren dar la gran sorpresa en el Camp Nou.

El Liverpool y el Manchester City nos tienen preparada una muy disputada llave, pues más allá de la supremacía en el torneo local de los citadinos en la tabla de posiciones, es necesario recordar que en enero de este año el equipo de Klopp derrotó al de Pep por cuatro goles a tres. Me animo a creer que será la llave más pareja de esta fase.

Finalmente el sorprendente Sevilla se enfrenta al casi campeón de la Bundesliga, el Bayern de Munich. Nunca se habían enfrentado en un partido oficial, pero el conjunto andaluz tiene un buen balance contra los equipos alemanes. De las cinco veces que se han cruzado en el camino, el Sevilla ha vencido en tres ocasiones y ha perdido en dos.

Cuatro partidos para deleitarnos con lo mejor del fútbol europeo y habrá que elegir cada uno de los dos días a cuál partido darle preferencia y estar con un ojo en el otro para intentar no perderse detalle de estos enfrentamientos. Se viene lo mejor de la Champions y todos estamos invitados.

Qué esperar de esta fecha FIFA

Estamos a puertas de una nueva fecha FIFA y las selecciones que se preparan para el Mundial de Rusia 2018 tienen la posibilidad de probar sus oncenos, los entrenadores tienen también la opción de ver a los jugadores y definir las listas finales rumbo a esta nueva cita ecuménica.

Tendremos entre viernes y martes una serie de partidos, muchos de ellos que prometen ser atractivos, y otros que servirán para ir definiendo de alguna manera a los que se muestran como favoritos.

Para poner especial atención los choques del viernes entre: Rusia – Brasil, Francia – Colombia, Alemania – España y Argentina – Italia.

El local tiene una prueba dura frente al mejor sudamericano y siempre candidato a llegar al partido final, especialmente luego de que Tite tomo el mando de la “canarinha”.

Los galos tienen una de las mejores plantillas de todos los tiempos y una constelación de estrellas que esperamos ver brillar en el firmamento ruso entre junio y julio. Al frente los cafetaleros con grandes jugadores que pasean su fútbol en las mejores ligas europeas y también en las sudamericanas.

Alemanes y españoles prometen un duelo muy parejo, ambos con muy buena renovación en sus filas y la posibilidad latente de llegar lejos en la cita mundialista.

Messi y sus compañeros intentarán, ante uno de los grandes ausentes en Rusia, mostrar un juego de conjunto que no apareció en la eliminatoria sudamericana y tratarán de encontrar el once ideal que haga soñar con llegar a la final.

Tendremos mucho para ver, disfrutar y analizar en este inicio de la fecha FIFA con miras a un nuevo encuentro mundial.

El Madrid dice presente, una vez más

Parecía complicada la posibilidad de remontar el resultado adverso por parte del Paris Saint Germain. Sin embargo, el fútbol a veces nos da sorpresas, pero no fue este el caso. El Madrid no sólo clasificó a cuartos de la Champions, lo hizo con victoria en el Parque de los Príncipes.

La ausencia de Neymar jugó en contra de las aspiraciones del PSG, pues ni el empuje de Di María con un buen trabajo y un gran despliegue hasta que estuvo en el campo, ni la fuerza de Cavani, ni tampoco el trabajo ordenado y constante de Rabiot fueron la solución. Intentó Pastore desde que ingreso pero no alcanzó, si a eso sumamos que Mbappé estuvo muy por debajo de su nivel habitual y que Dani Alves aportó pero fue él a quien le robaron el balón en el medio sector para la primera estocada de Cristiano de cabeza, y además la tonta expulsión de Verratti por reclamar una falta inexistente cuando ya estaba amonestado, queda poco para poder hacer daño a un Madrid que parece que en la Champions se siente más cómodo que en cualquier otro torneo.

Del partido podemos decir que fue controlado por el visitante durante muchos minutos incluso sin tener el dominio del balón, pues el esquema defensivo complicó y en gran medida la llegada del PSG al arco de Keylor. Basta decir que el costarricense no tuvo la necesidad de intervenir ante remate directo sino hasta el minuto 41 de la primera mitad y fue ante un centro bajo de Di María cuando aparecía con peligro Cavani.

En cambio el Real ya insinuó llegada a los 17 minutos ante un lanzamiento de esquina y la llegada siempre peligrosa de Ramos, situación que fue sofocada por Areola (de lo mejor del local).

Cristiano con la cabeza ante gran corrida de Asensio y centro de Lucas Vázquez, y Casemiro de remate que se desvía en la pierna de Marquinhos marcaron la diferencia ante un PSG que sólo pudo igualar transitoriamente con un rebote en la rodilla de Cavani que envía el balón al arco cuando Navas estaba intentando levantarse del suelo, luego de un golpe de cabeza de Pastore y el desvío de Casemiro.

Una vez más el Madrid dice presente en cuartos de final de esta versión de la Champions League y un año más el PSG, pese a todos los millones invertidos por su mandamás, queda en el camino y tendrá que conformarse con ser campeón del torneo doméstico.

Se lesiona Neymar y conmociona el mundo del fútbol

Promediaban los 80 minutos del partido en el que el Paris Saint Germain derrotaba por 3 goles a 0 al Olympique de Marsella cuando el brasileño Neymar Jr. sufrió una torcedura de su tobillo mientras disputaba un balón con un rival y tuvo que ser retirado en camilla con visibles muestras de dolor.

Me animo a pensar que lo primero que paso por la cabeza del técnico Unai Emery fue si podría llegar al partido de la próxima semana por UCL contra el Real Madrid -hecho prácticamente descartado- y el rostro del mandamás del PSG , Nasser Al-Khelaifi, reflejaba la preocupación por todo lo que representa el brasileño tanto dentro como fuera del campo de juego.

Lo cierto, como dice el parte médico, es que la estrella del PSG sufre “un esguince en el ligamento anterior externo del tobillo derecho con la existencia asociada de una fisura del quinto metatarsiano”, lo cual lleva a pensar, especialmente por algunos antecedentes de otros jugadores que sufrieron una lesión similar, que estará parado varias semanas, sin descartar del todo su ingreso al quirófano.

Ahora bien, ya se comenzó a especular sobre la gran candidatura del Real Madrid para superar los 8vos de final de la Champions cuando la próxima semana visite el Parque de los Príncipes en el partido de vuelta, pero lo cierto es que el PSG tiene un equipo sólido, cuenta con gente experimentada y tiene variantes. Obviamente no hay un reemplazante directo de Neymar pues es también muy cierto que no es posible tener otro jugador listo y con las mismas características de juego que él. Sin embargo, estamos hablando de un partido de fútbol y en 90 minutos puede pasar absolutamente de todo. También es cierto que con Neymar en el campo el equipo parisino tenía más posibilidades de revertir el marcador, pero el técnico debe poner en la cancha a lo mejor que tiene disponible.

Por el bien del jugador, del fútbol del PSG y también pensando en el próximo Mundial para Brasil, espero se tome la mejor decisión con respecto a esta lesión que sin duda ha conmocionado al mundo del fútbol.

La otra gran llave de los octavos en Champions

El martes tuvimos una nueva jornada de los 8vos de final de la Champions League, frente a frente el Chelsea inglés y el español Barcelona. Dos propuestas distintas de los técnicos, por un lado el local, con Conte al mando, envió al campo un planteamiento defensivo, intentando cerrar espacios y la posibilidad de salir en contragolpe. Por otro, Valverde dio la instrucción de tener el balón, dominar el medio campo e intentar marcar la diferencia.

Si analizamos el resultado final, podríamos decir que funcionó el planteamiento de ambos por que el empate 1 – 1 muestra de cierta manera todo lo que vimos en el campo de juego. Si bien el Chelsea tuvo las mejores y más claras opciones de gol en el primer tiempo con un William inspirado e imparable -dos de sus remates fueron devueltos por los palos cuando Ter Stegen poco podía hacer, en los mejores minutos del local- el Barça tuvo un dominio bastante marcado del partido, llegando a una posesión del balón que rondó el 70%.

Tuvo que ser el mejor hombre del local el que marcó la diferencia inicial, William apareció sorprendentemente sólo luego de un tiro de esquina y con un remate bajo y en comba perfecta superó a la defensa y a un Ter Stegen que sólo atino a ver como el balón ingresaba en su pórtico.

Tuvo paciencia la visita, siguió llevando el balón de derecha a izquierda, de atrás adelante en el intento de encontrar un resquicio en la férrea defensa local, y fue un error defensivo el que le permitió a Iniesta llevar el balón al área, levantar la cabeza y ver llegar a Messi quien sacó un remate bajo y esquinado para igualar las acciones dejando a Courtois con poca posibilidad de intervenir. Me animo a creer que de no mediar esa falla en la salida el resultado hubiera favorecido al Chelsea.

Algunas claves de este partido: Kanté y Pedro casi siempre estuvieron sobre Messi y el argentino tuvo por momentos poca incidencia en el juego; William fue importantísimo en el andamiaje del local, pero siempre tuvo el apoyo de Fábregas y Hazard para cumplir su objetivo; el orden del local en la marca imposibilitó mayores opciones de llegada del plantel español; la visita por momentos manejo el balón pero sin la intención de llegar al arco contrario.

Con seguridad en la vuelta veremos un Barça mucho más insistente en la llegada por que está casi obligado a marcar la diferencia y, como visitante, me animo a pensar que el Chelsea no cambiará radicalmente su planteamiento y buscará nuevamente cerrar espacios a un equipo siempre complicado. La llave está abierta.

La Champions muestra fútbol de alto nivel

Foto: Mundo Deportivo

El campeonato más importante a nivel de clubes en Europa sin duda nos permite ver fútbol de primer nivel y el partido entre dos de los equipos más fuertes de este torneo nos tenía reservada una gran presentación.

El choque entre el Real Madrid español y el Paris Saint Germain francés mostró un gran juego táctico por parte de los dos entrenadores y un gran trabajo en el campo por parte de varias de las denominadas estrellas.

No creo que haya existido una diferencia tan grande como los dos goles a favor del equipo local, en especial por cómo se presentó parte de la segunda mitad y cómo estuvo a punto de concluir la primera etapa, pero en el fútbol el resultado es el que manda, y el 3 a 1 final deja al Madrid con mejores chances de seguir en la competencia.

Emery dejo, a mi gusto, mucho tiempo en el campo a Lo Celso, que pareció lo más flojo, o para decirlo de mejor manera, lo menos efectivo de un equipo que por momentos dominó el partido en el Bernabeu, él fue quien cometió la falta penal sobre Kross para el empate sobre el final de la primera parte y fue él quien perdió varios balones en el medio sector en la segunda mitad para quitarle control a su plantel. Mejor visión en ese sentido tuvo Zidane especialmente con el ingreso de Asencio que fue quien participó en los dos goles sobre el final del partido que marcaron la diferencia del encuentro.

Algunos detalles que pudieron cambiar la historia del partido fueron por ejemplo la lesión de Marcelo que afortunadamente se recuperó luego de un choque con Dani Alves en el inicio del partido, el penal que convirtió Cristiano cuando se terminaba la primera parte porque me animo a suponer que hubiese sido distinto el planteamiento del local en la segunda mitad si es que volvían del vestuario en desventaja, si el árbitro cobraba la falta del portugués sobre Kimpembe antes de la llegada del segundo gol del Madrid obra del propio Cristiano con la rodilla luego de un despeje del guardameta Aréola quien tuvo varias contenciones de mérito incluso con el rostro, si el árbitro se mostraba más severo con Nacho por los constantes golpes sobre Neymar especialmente en la primera parte, o si el brasileño de la casaca 10 colocaba el pase en algunas maniobras en lugar de intentar definir él solo las jugadas.

Más práctico y efectivo se mostró el local y saco a flote un partido que por momentos lo tuvo a mal traer y que pudo tener un desenlace muy distinto.

Al final, reitero, el marcador es el que manda y tendrá que trabajar mucho más el PSG para tratar de revertir este 1 – 3 en contra, y nada menos que ante el último campeón de este certamen.