Grover Echavarría

Grover Echavarría


Website: http://www.radiodeporte.com.bo

Un incentivo a los menores

02/12/2014 por

futbol1807281114

Las inferiores están en el olvido… Los semilleros no figuran en los planes de los dirigentes del fútbol… Los clubes no tienen canteras para promocionar nuevas figuras.

Esas y muchas otras, son expresiones que vertimos los comunicadores de programas deportivos desde hacen muchos años. Reclamos que permanentemente van al canasto de aquellos comentarios que no encuentran asidero, en quienes están obligados a pensar en el futuro, de la todavía mas popular de las disciplinas en el ambiente nacional.

Sin embargo esas mismas autoridades que tanto por falta de recursos como de ideas innovadoras, se ven privadas de llevar adelante torneos en las inferiores, son las primeras en rechazar una competencia internacional de categorías menores, que bien puede significar un incentivo, que los jugadores jóvenes están reclamando desde hace mucho tiempo.

Cuesta entender una oposición de esa naturaleza, en entidades que debían ser las primera en brindar una asesoramiento de oficio, para superar cualquier dificultad y contar con el aval correspondiente para apoyar esta clase de iniciativas.

Para malestar mayor, hay discrepancia incluso en la interpretación de los propios reglamentos, pues mientras la Asociación de Fútbol de La Paz pone trabas al torneo que patrocina la Gobernación paceña, la Asociación Nacional autoriza su realización; probablemente pensando que es hora de desterrar esa política del perro del hortelano que tanto daño causa.

Son varios años que el respaldo a los torneos de categorías menores, solo ha figurado en planes electoralistas, sin que existan verdaderos propósitos para llevarlos adelante. Ahora que se presenta la gran oportunidad de un cambio, respaldemos todos a la Gobernación para hacer efectivo un torneo internacional que puede ser el comienzo de una etapa de renovación que tanta falta hace.

Otra mancha para el fútbol…

25/10/2014 por

abrazo_soria

Ha causado revuelo, y con sobrada razón, el criticable suceso del miércoles pasado, donde el jugador de Bolivar Rudy Cardozo, agredió físicamente a Vladimir Soria, ayudante de campo del plantel celeste. La sola mención de las funciones que cumplen los dos afectados en el reprochable acontecimiento, obliga a meditar en la real dimensión del triste episodio.

Si este fuera un caso aislado en el fútbol profesional, probablemente bastaría una sanción ejemplar dentro de los reglamentos que rigen la vida institucional de la academia paceña, para que la normalidad vuelva a la vida interna del citado club.

Sin embargo la gravedad del caso, junto a reiterados problemas que los jugadores tienen entre sí en prácticas frente al público y dentro de los vestuarios, obliga a que los conductores de cada institución vayan pensando en medidas para evitar la repetición de estos episodios.

En muchas oportunidades los DTs. son los primeros en minimizar agresiones, bajo la explicación de ser acontecimientos que surgen al calor del momento y que es normal en la vida interna de un equipo. Frente a esa posición seguramente los directivos hacen borrón y cuenta nueva y ahí están las consecuencias. Con esa actitud se convierten en cómplices directos de situaciones que en cualquier otra empresa serían condenables desde el primer momento; y seguramente impedirían que sigan cumpliendo sus funciones hasta aclarar totalmente el panorama, mas aún cuando una agresión de esa naturaleza tiene muchos testigos, como fue el caso que comentamos.

A 36 horas del triste suceso, que es el momento que escribo este comentario, no existía ninguna comunicación oficial del directorio de Bolivar y casi todos los entrevistados — muchos de ellos tuvieron informes antes del encuentro–, se han encargado de poner simplemente paños fríos al tema incluso justificando la posición de Azkargorta. Lo que resulta tan o mas peligroso que la propia agresión. ¿No les parece?

Crisis Deportiva

12/10/2014 por

2013-12-19-seleccion-boliviana-termina-el-ano-en-el-puesto-70-del-ranquin-fifa

Una semana atrás comentábamos sobre la crisis económica y humana en el que se debate la actividad futbolística en nuestros país y sobre la necesidad de que los dirigentes presentes planes para encontrar soluciones de fondo, que por lógica tienen que ser a largo plazo.

Sin embargo hay que convenir que el fútbol no es una isla, sino el reflejo de lo que sucede en todas las disciplinas deportivas, que sufren un permanente abandono. Por eso mismo solo los deportes individuales suelen darnos algunas satisfacciones internacionales y casi siempre como producto del esfuerzo particular o familiar del deportista.

Ahora que vienen las elecciones nacionales y se plantean muchos planes, surgen voces de dirigentes, entrenadores y deportistas para que los gobernantes brinden un apoyo más efectivo, que permita salir del estancamiento en que nos debatimos permanentemente.

Esos reclamos del que hace eco un matutino colega, solicitan que los gobernantes deben aprobar Políticas de Estado o Planes Nacionales de Desarrollo como fórmula inicial.

Pedidos con los que coincidimos, haciendo repercusión además en la necesidad de una tarea conjunta que no simplemente enfatice sobre el apoyo del Gobierno. Es imprescindible justificar esa petición con la presentación de planes y proyectos que las distintas federaciones deben aprobar con antelación.

En los últimos años, varias disciplinas han tenido un importante impulso con la dotación de nuevos escenarios que significa un valioso paso inicial, pero insuficiente aún para lo que las manifestaciones musculares precisan.
Tampoco hay que olvidar que para lograr acuerdos es necesario que se depongan las rencillas personales que tanto en el campo profesional como aficionado, han proliferado en los últimos años. No olvidemos que es más sencillo ser timonel, con un mar en calma.

¿Más de lo mismo?

27/09/2014 por

267789_gd

Varios comisionados de la Federación Boliviana de Fútbol recorren países vecinos con la oferta bajo el brazo, en busca de un DT para la selección mayor.

La preocupación central de nuestros dirigentes –cada vez suman mas— es solucionar ese problema y luego anunciar que comenzó la tarea del nuevo equipo profesional de conductores con la clásica oferta, clasificar al próximo mundial.

Es decir, volveremos a escuchar las promesas que hicieron cuando encargaron el trabajo a Gustavo Quinteros, Erwin Sanchez y Xavier Azkargorta. O sea, más de lo mismo.

Ninguno de los dirigentes de la FBF se ha referido al plan de trabajo que está planificando. Nadie pensó aún, en que parte del dinero que van a ofrecer en el exterior, contratando a un técnico que seguramente no condujo a ninguna selección y por lo mismo no tiene experiencia en esos grupos heterogéneos, bien pudiera emplearse para compensar a los equipos que estén dispuestos a ceder jugadores para una tarea de preparación con cierta frecuencia. Una labor que permita por ejemplo, tener dos días de semana para un trabajo de adiestramiento y luego para disputar partidos donde se corrijan los errores que las prácticas no permiten percibir.

Claro que para tentar ese cambio, hay que nombrar un técnico que no tenga temor a tropezar en partidos de preparación internos, evitando tener que sufrirlos en los encuentros oficiales.

Tampoco se han escuchado opiniones el torno al planteamiento de cuatro países sudamericanos para modificar el calendario de encuentros eliminatorios que fundamental para Bolivia, parece están programados anunciando una prematura eliminación.

No respaldar ese proyecto. Volver a cometer el error de hace cuatro años. Ser nuevamente tentados por los poderosos del continente, sería traicionar a todo un país deportivo, que ya está bastante molesto porque su voz fue ignorada en las pasadas elecciones.

En el sótano sudamericano

23/09/2014 por

sotano_bolivia

Los fracasos a nivel selección en las distintas categorías. Las pocas alegrías que deparan los clubes profesionales en torneos de corte internacional. Las reelecciones de autoridades jerárquicas contra viento y marea y muchos otros motivos de preocupación, han sacudido en los últimos meses las estructuras del fútbol boliviano.

Las posiciones encontradas no son recientes, vienen fundamentalmente desde la creación de la Liga Profesional.

Desde entonces las asociaciones dejaron de constituirse en semilleros del fútbol y las entidades profesionales se preocuparon –con pocas excepciones– simplemente de los cuadros superiores, olvidando las canteras que son el medio más eficiente para fortalecer a sus entidades, evitando incluso un derroche de recursos en la contratación de figuras de poco cartel internacional.

Sin embargo lo que mas ocupa la atención de los directivos de turno es la simple contratación de un DT para la selección mayor; como si esa fuera la gran solución.

Pocos hablan de la carencia de infraestructura deportiva. Del olvido en que se encuentran las categorías inferiores, donde hace varios años no tenemos competencias programadas por alguna de la tres cabezas que tiene este popular deporte.

Tener mas o menos equipos en una Liga Profesional cada vez más deficitaria, no aporta nada; sin embargo el tema enfrentó hasta el hartazgo, a dos grupos antagónicos.

Todo se soluciona sobre la marcha y las medidas que se adoptan sirven simplemente para salvar el momento, sin una planificación con futuro.

Mientras los que dirigen nuestro fútbol no logren acuerdos para buscar soluciones a problemas neurálgicos, el remedio será un simple calmante para una enfermedad endémica que precisa terapia intensiva.

Temo, como usted, que pasada la tormenta actual, volvamos a repetir errores que nos han enviado al sótano del fútbol sudamericano.

Sin planes ni proyectos

02/09/2014 por

0818f90d58d4fe8b46980a0f05f50eb0

Con escasas pretensiones de protagonismo, la selección boliviana de futbol enfrentará otros dos partidos amistosos en septiembre. Repitiendo viejos errores del pasado el equipo verde llegará a las dos citas internacionales, sin disputar encuentros previos en casa y con escasa preparación.

Todos señalan que la selección es prioridad, pero a la hora de la verdad eso no se pone de manifiesto, corriendo el riesgo de volver a ser víctimas de la improvisación.

Internacionalmente el año deportivo no es nada tonificante. La reciente participación de nuestros equipos en la primera etapa de Copa Sudamericana nos vuelve a colocarnos en desventaja con otros planteles, pese a que son contados los que figuran entre los capacitados para brindar los espectáculos de antes. Pero aun así los nuestros van muy rezagados, pese a la clasificación de Universitario, en cuya actuación está la única esperanza.

A ello su suma la guerra de insultos y manifiesta rivalidad de dirigentes, que origina la próxima reunión congresal de la Federación de Fútbol que preanuncia una más que complicada gestión para los que sean elegidos.
En un mar embravecido por la turbulencia provocada por los propios conductores de nuestro deporte, nadie puede esperar que los planes y proyectos –si es que existen—puedan arribar a buen puerto.

Ese es el resultado en el que todos son culpables. Unos, porque recogen las enseñanzas de FIFA y CONMEBOL para tratar de eternizarse en los cargos con signos de autoritarismo marcado y los otros, porque dejan para los tramos finales la búsqueda de cambios.

El gran perdedor de esta pugna es el fútbol mismo y los que quedan decepcionados son los sostenedores del espectáculo. Esos que se van a los escenarios deportivos con la esperanzas de ver algo nuevo y salen con pocas ganar de volver a las tribunas. Así estamos y aparentemente así seguiremos para pesar de todos.

No aprendemos del pasado

25/08/2014 por

154146_gd

Una más y son incontables las ocasiones en que la tardía reacción dirigencial de nuestro fútbol encamina a ahondar viejas rencillas, en lugar de ir hacia el encuentro de soluciones para una actividad que todos sabemos necesita cambios, pero sobre bases de una real planificación y a largo plazo.

A solo diez días del congreso ordinario de la Federación Boliviana de Fútbol donde será elegido el directorio para los próximos cuatro años, la Liga Profesional sigue bajo la conducción de una directiva transitoria.

Pese a que todo lo que se avecina para los primeros días del próximo mes era de conocimiento general, ahora y se me ocurre extemporáneamente, cuatro clubes profesionales intentar conseguir el apoyo de otros tantos para adelantar la reunión del Consejo Ejecutivo de la entidad que los agrupa para elegir a quienes estarán a la cabeza de la LPFB durante los siguientes años, tratando así que sean sus genuinos representantes los que participen en la toma de decisiones dentro de la FBF, con la que tienen que compartir una complicada gestión como la que viene por delante.

Si esa posición hubiese sido promovida hace un mes o algo más, seguramente hubiese tenido el suficiente respaldo porque simplemente por lógica, no es aconsejable que los que están prontos a dejar funciones sean los que con su voto avalen o rechacen a los candidatos de la entidad rectora del futbol en Bolivia.

Esto se asemeja a lo que en el terreno de los equipos de fútbol sucede con frecuencia, donde muchos clubes contratan jugadores sin consentimiento del DT que será el futuro conductor y los resultados –salvo escasas excepciones- son casi siempre negativos.

Aprender de los errores del pasado es una de las elementales lecciones que recogemos en la vida común. ¿Porqué los dirigentes de élite, no ponen alguna vez en práctica esa enseñanza ?

A no sentirse intimidados

18/08/2014 por

copa

Pasó la Copa Libertadores y viene la Copa Sudamericana con el mismo cargamento de esperanzas para sus protagonistas. Entre ellos están los cuatro equipos bolivianos que a partir del martes de la semana entrante, tratarán de imitar la campaña destacada que tuvieron nuestros representantes; fundamentalmente el Club Bolivar.

San José, Universitario, Nacional Potosí y Wilsterman –de acuerdo al orden del debut de cada uno– serán los actores de turno.

Los dos primeros ganaron en su primer partido del Apertura 2014-2015, mostrando menos flaquezas y aparentemente favorecidos por ser locales.

Sin embargo hay que considerar que una cita internacional tiene diferentes motivaciones y exigencias.

La labor de los técnicos en ese sentido tiene gran importancia, para que especialmente los jugadores de poca experiencia no sufran el miedo escénico que se ha hecho tan común en el análisis de los conductores para explicar desaciertos.

Sin embargo nuestros rivales –salvo Peñarol– no figuran entre los grandes de esta parte del continente, un motivo para suponer que no hay razón para sentirse intimidados.

En partido de ida y vuelta las sorpresas están a la vuelta de la esquina y casi siempre sacan ventaja los que se preparan en lo anímico para sobrellevar el peso de la responsabilidad.

Que esto es muy común queda demostrado incluso con la reciente final que jugaron, San Lorenzo y Nacional de Paraguay. El campeón tuvo un alto rendimiento y se mostró muy superior en el partido que jugó en Asunción, donde el obligado era el cuadro guaraní; pero en Buenos Aires al saberse exigido a ganar, transitó el terreno de la confusión.

Que ese y otros ejemplos sirvan a los nuestros en la empresa que en pocas horas deben afrontar.

Experiencia que sirve

02/08/2014 por

i_bolivar-viajara-el-martes-a-argentina-para-enfrentar-a-san-lorenzo-por-la-copa-libertadores-_26131

La reciente campaña del club Bolivar en la Copa Libertadores de América, ha servido para ver con más optimismo el futuro de nuestro fútbol a nivel clubes, en el campo internacional.

Llegar a tramos importantes no será prohibitivo, si cada participación es planificada responsablemente y tratando de no descuidar detalles importantes.

Los rivales que ahora se debe enfrentar no tienen la jerarquía de temporadas pasadas porque todos los equipos se ven disminuidos permanentemente al perder a sus figuras estelares que son tentadas por el fútbol europeo.

Bolivar, con una campaña sobresaliente, pero con actuaciones que no fueron nada extraordinarias, ha conseguido dar el primer paso, que siempre en el más difícil en todos los órdenes, y al mismo tiempo a dado pautas para lo inmediato.

Claro que ese orden también ha recogido una experiencia que seguramente no olvidará jamás. No se pueden dar ventajas a los rivales, como sucedió en el último tramo, donde San Lorenzo no interrumpió su trabajo en el mes del mundial, mientras los celestes se tomaron un descanso en todos los órdenes y sufrieron la gran decepción en el Nuevo Gasómetro.

Los académicos no analizaron la gran diferencia que existe entre gasto e inversión y por ahorrar un mes de egresos perdieron mucho mas de un millón de dólares, entre lo que otorga la Conmebol y la recaudación de otra jornada internacional.

Afortunadamente algunos contrastes dejan mas enseñanzas que las victorias y lo de Bolivar servirá sin duda a todos. Ojala a corto plazo, a los cuatro equipos que dentro de veinte días o menos, deben representar al país en la Copa Sudamericana. Ojala así sea.

La misma historia

27/07/2014 por

Dirigentes-Milton-Melgar-David-Paniagua_LRZIMA20120121_0007_3

Ya es una vieja y mala costumbre que al iniciarse una nueva temporada futbolística asomen los mismos problemas del pasado, sin que los directivos de elite puedan encontrar remedio al endémico mal.

A quince días de la primera fecha del torneo profesional vuelven a surgir denuncias en torno a las deudas que varios clubes mantienen con sus jugadores.

Una historia repetida en los últimos años sin que se vislumbren soluciones, pese a los ejemplos internacionales sobre casos similares que bien pueden incluirse en las disposiciones reglamentarias, evitando seguir viviendo en la incertidumbre.

Diez de los equipos ligueros figuran en la lista de los que incumplen compromisos contraídos y la suma adeudada supera el medio millón de dólares, lo que hace improbable que surja la solución en solo un par de semanas
A eso se sumó el conflicto que mantuvieron Liga Profesional y Asociación Nacional en torno al número de protagonistas que debe tener el nuevo torneo, sin estudiar pros y contras de una medida de esa naturaleza.

Los primeros parecen entender que al sumar dos o más equipos, encontraron el remedio al bajo nivel técnico que mantiene nuestro futbol. Algo que resulta difícil de entender, porque los nuevos entraran en la misma política de contratar veteranos que están cerca de dejar la actividad o acudir a jugadores extranjeros con escaso cartel.
Ninguna de las partes en conflicto se preocupa por buscar soluciones de fondo, pensando en una tarea a mediano y largo plazo, que es lo que nuestro futbol necesita con urgencia.

Una Liga Profesional sin proyectos, se conformara con programar otro certamen carente de atractivos especiales, pese a algunas lecciones que dejaron los organizadores de los torneos de verano e invierno en el pasado.


© Powered by Softino
hosted by Digikol
Un país en sintonía