Congreso sin expectativa

Salvo cambios de último momento, que no son extraños entre los conductores del fútbol nacional, este martes se cumplirá en la ciudad de Santa Cruz el Congreso donde seguramente será elegido el nuevo titular de la FBF.

Se pondrá fin a una prolongada etapa de interinatos que no han sido lo que el aficionado esperaba, ya que más que soluciones fueron problemas los que generaron quienes tuvieron bajo su mando el organismo rector.

Hace más de dos años, cuando cesaba en sus funciones Carlos Chávez acusado de corrupción, la expectativa por el cambio era notable, pues todos prometían dar un viraje completo y encaminarse por distintos senderos, dando prioridad a una serie de medidas destinadas a recuperar la credibilidad perdida.

Se habló por ejemplo de auditorías que permitan sancionar a los culpables y al mismo tiempo brindar permanentemente una información completa sobre el destinado que tendrían los recursos a recibir de organismos internacionales.
Nada de eso ha sucedido y la corrupción denunciada con mucha frecuencia por los propios integrantes del comité ejecutivo, solo ha servido para ahondar la división y general un caos completo entre los dirigentes de élite.

Porque la experiencia deja dolorosas enseñanzas, la reunión que se avecina pese a tener el aval de la FIFA y Conmebol no genera mayor interés, salvo el que le otorgan los que buscan ocupar funciones que les permitan cierta figuración internacional.

Tarea difícil por cierto para el nuevo mandamás y el equipo que lo secunde, porque tendrá que trabajar mucho y bien para recuperar la confianza perdida. Y eso no se consigue de la noche a la mañana.